El sonido del silencio

23 08 2013

Qué extraño parece todo. La expectación antes de empezar. La emoción desbordada al reconocer el primer acorde. La voz de los fans acompañando la letra. Los mecheros encendidos en la negrura de la noche. Y los aplausos al finalizar la canción. Sobre todo los aplausos. Pero no habrá nada más de todo eso para él. Su vida de excesos al final se cobró el precio fijado. Ahora, en la quietud del camposanto, yo me encuentro solo ante el sepulcro del que fuera mi amigo. Mi compañero. Mi hermano. Mientras, la lluvia salpica su lápida como si fueran las lágrimas de aquellos que faltan. Nadie ha venido y nadie lo hará. Todos se marcharon, por una causa u otra. Sólo yo permanecí a su lado hasta el final, cuando el resto lo abandonaron. Pero perdió la batalla y ahora sólo escucha el sonido del silencio. Sonrió ante aquel pensamiento. Por aquella canción nos convertimos en lo que fuimos. Pero no supimos controlar nuestro devenir. Aún así, no estoy preocupado. No me queda mucho a mí tampoco. Y pronto escucharemos los dos juntos ese sonido, el del silencio. Así fue desde el principio y así será al final.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: