Invierno

5 03 2014

Caminaba por la calle cuando la vi sentada en el suelo. Hacía frio. Todavía no habían empezado las nevadas, pero pronto lo harían. Tomé una decisión y me acerqué. Se asustó al percatarse de mi presencia. La arropé con la gabardina y cubrí su cuello con mi bufanda. No dijo nada, todavía asustada. Pero me marché complacido, con más prisa ahora que iba desabrigado. Ya encontraría tiempo para comprarme ropa de repuesto.

• • •

“Forma parte de la antología “Otoño e invierno”, de la web “Diversidad Literaria””

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: